LA ENTRADA RETRO DE MI TALLER



¡¡Hola amores!!

Parece que la cosa va de entradas, en mi post anterior os mostraba los cambios que acabo de hacer en el recibidor de mi casa y en el de hoy, os muestro los cambios que he realizado en la entrada de mi taller, al que estoy haciendo más cambios, por lo que, tras el verano, podré enseñaros lo bonito y funcional que está quedando.

La entrada de mi taller está en constante movimiento. Dedicándome a lo que me dedico es inevitable que no sea así, ya que llegan a mi muchos muebles y objetos interesantes y es difícil que no me quede con alguno. Sin ir más lejos, el mueble que podéis ver en las fotos, un aparador años 50 chulísimo, llegó a mí una tarde de verano hace ya dos años y la historieta del mueble fue bastante divertida. 

El aparador y otros muebles estaban tirados en un contenedor de obra, cerca de mi taller. Enseguida vi las patas del mueble y eso fue lo que hizo que llamara mi atención y me acercara a ver lo que había. Enfrente al contenedor de muebles hay un antiguo convento que reformaron de arriba a abajo, tiraron muchísimas cosas, muchas de ellas inservibles, pero otras tenían potencial, como era el caso de este aparador. Me pareció bonito y con mucha capacidad para poder guardar cosas. En el taller siempre me vienen bien muebles de este tipo, porque tengo mucho que almacenar. El problema fue que iba sola y aunque no es un mueble excesivamente pesado, su tamaño me impedía que pudiera traerlo al taller yo sola, a pesar de que no había mucha distancia. Pues no me digáis como lo hago, pero siempre me encuentro a algún buen chaval por la zona, que sin conocerme de nada se ofrece a echarme una mano. No, no les pongo ojitos ni nada, pero quizás al verme tan chiquitilla y con tanto coraje, les enternezco y me quieren ayudar :-) El caso es que entre ese buen muchacho, el chino del bazar de al lado (es un chino bohemio majísimo, que se ha hecho muy amigo mío) y yo, sacamos varios muebles del contenedor y poco a poco los dejamos en mi taller. Tuve mucha suerte, porque de no haberme ayudado ellos dos, los muebles habrían volado, estoy segura que me hubiera quedado sin ellos, porque no estaban nada mal.




El mueble lleva en el taller un año y medio y lo he ido transformando a ratitos, ya se sabe que en casa de herrero, cuchillo de palo. Quería conseguir un ambiente retro y divertido, con colores alegres y mobiliario que siguiera las mismas líneas. Pero tenía un problema, daba igual lo que pusiera en esa zona del taller, nunca terminaba de gustarme la decoración, hasta que me di cuenta que el mural que decoraba la pared, era el causante de que ocurriera esto. Si quería un ambiente retro y divertido, estaba claro que ese mural no pegaba ni con cola y me estaba condicionando enormemente. Os muestro a continuación una foto para que podáis apreciar mejor el cambio que ha dado tras retirar el mural que os comento. 






Como veis el mural era bonito, pero a decir verdad, además de que no encajaba al 100% con la decoración, nunca terminó de gustarme, ya que la artista que lo pintó, no hizo un buen trabajo y el resultado final siempre me pareció una fusión entre azulejo portugués (que era lo que yo quería), y cerámica de Talavera , demasiado folclórico para mi gusto, además de no estar nada bien ejecutado a nivel pictórico, sobre todo la parte de abajo del mural. En definitiva, no me gustaba mucho.




Cuando ya terminé de transformar el aparador, también la silla y añadí la lámpara de pie, me decidí a retirar el mural y al ver la pared vacía, confirmé que era lo que ahogaba tanto el espacio.

Como no quería que volviera a ocurrirme lo mismo, me tomé un tiempo en pensar qué iba a colocar ahora en la pared. Tenía claro que no iba a hacerlo a lo loco y que la pared iría tomando forma poco a poco y así ha sido. No está terminada aún, pretendo que la composición de cuadros vaya aumentando, pero sin prisa y con cosas que realmente sean especiales para mí y me gusten.




El último en llegar a esta pared especial ha sido el cuadro del cartel de la plícula "Los Goonies", un auténtico amor a primera vista. Fue verlo en la web de Posterlounge y automáticamente quererlo, ni siquiera lo dudé. Recuerdo cuando vi por primera esa película, yo era una niña y se convirtió en mi peli favorita de la infancia, es incalculable las veces que habré podido verla y todavía me sigue gustando. Estaba claro que ese cartel tenía que estar sí o sí en mi pared especial y además (esto ya ha sido una casualidad total), no podía quedar mejor, ya que como veis, los colores le van como anillo al dedo al mueble. 




El cuadro lo elegí en formato póster y con marco de madera en color blanco. Llegó a mi casa perfectamente embalado y con una enmarcación perfecta, ni un solo pliegue en el papel y lo mejor de todo, con un cristal mate que hace que no haga ni un solo reflejo y se luzca de maravilla.

Además de formato póster, hay muchos más acabados para elegir vuestro cuadro en Posterlounge, podéis pedirlo en lienzo, metacrilato, plexi-alu, aluminio, PVC, madera y vinilo. Además, también hay una gran variedad de tamaños que oscilan entre 13x18 hasta 120x160 y también podéis pedir la opción de enmarcado como hice yo. Disponen de marcos en color negro, madera natural, blanco y madera oscura barnizada. En mi caso tuve claro que el blanco sería el que quedaría mejor.




La mesa de formica es una de las cosas que más me gustan de mi taller. Esta la compré hace  unos años con la intención de transformarla y venderla, pero finalmente me enamoré tanto de ella que se quedó con su estado original y por supuesto, no la vendo por nada del mundo, me parece una auténtica monada. Ahora solo falta que vayan brotando las plantas y el rincón sea aún más alegre.




La composición de cuadros irá creciendo poco a poco como os he comentado anteriormente, de momento os muestro lo que he colgado ya. El cuadro de maderas recicladas de colores es de mis queridísimos amigos Oscar y Vero de Menorca Maker. La lámina de la pin up flamenca es de "La Fiambrera"  y la divertida ilustración de Lola Flores es de mi querido amigo Andrés de "Visual shopper"




Para seguir la línea retro, añadí objetos como el reloj, la cámara de fotos, un  viejo muelle de tapicería reconvertido en candelabro y la joya de la corona de este espacio: la televisión retro americana que me tiene locamente enamorada, un capricho que quise darme hace tiempo y que me parece un escándalo de bonita.

   


Los relojes de cobre fueron realizados en mi taller y pronto podréis adquirirlos a través de mi tienda online, que ya está casi lista. Y por supuesto, no podía faltar un San Pancracio que haga que haya abundancia en mi taller, en cuanto a dinero. Creo que también le aporta un toque bastante kitsch y la ménsula en la que está colocado es preciosa, comprada en Portugal en madera natural y pintada por mí.

La silla la encontré en mi barrio y curiosamente, una semana después encontré otra silla igual tirada en el mismo sitio, de momento solo he tenido tiempo de transformar una, tiene una tapicería complicada de realizar, sobre todo la parte del respaldo con esa forma curvada. Espero poder meterle mano pronto a su gemela, me parece una silla con un buen diseño y además, muy cómoda.




 Os haré por supuesto tutoriales de la transformación de la silla y del aparador ¡¡No os preocupéis!!

Espero que os haya gustado la nueva decoración de la entrada de mi taller. Una chica ye-yé como yo no podría sentirse mejor en este espacio, hecho a mi medida totalmente. Es un gustazo entrar cada mañana al taller y encontrarte con un recibimiento tan alegre, eso hace que la motivación a la hora de trabajar sea aún más grande.


¿Te gusta hacer cambios en la decoración?
¿Qué te ha parecido mi cuadro de Los Goonies?

*Post patrocinado



5 comentarios :

  1. Como te dije por IG, es un espacio totalmente lore!! Me imagino a vos, el chino y el alma samaritana cargando los muebles desde el volquete de las monjas y creo que está para película!! jajajaj Felicitaciones y que lo disfrutes mucho!

    ResponderEliminar
  2. ¡No puedo imaginar otra entrada a tu taller que no sea una cargada de color y elementos tan especiales como estos, Lore! Muy tú.
    ¡Está genial!
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Enhorabuena Lorena! Me encanta como ha quedado
    Beatriz Fernández

    ResponderEliminar
  4. Lore tremendo cambio has dado...me encanta como se ve...

    ResponderEliminar
  5. El toque San Pancracio me ha encantado, bueno, todo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy importantes para mí, sin ellos no sería capaz de mejorar y de seguir adelante con este blog.
¡¡Muchas gracias por venir y comentar!!

My Instagram

Copyright © AMOR POR LA DECORACIÓN. Hecho con por Lorena Pose